Ayudas por excedencia para cuidar a hijos y dependientes

Publicado el 10/11/20 en General, Noticias, No hay comentarios

La Comunidad Autónoma va a conceder ayudas individuales a familias cuyas personas trabajadoras se hayan acogido a situaciones de excedencia laboral o reducción de jornada de trabajo para el cuidado de hijos y personas dependientes como medida preventiva frente a la Covid-19, o que estén aisladas por esta causa. Aún no ha salido la convocatoria, que saldrá en los próximos días.

Las personas beneficiarias deberán haberse acogido a una excedencia o permiso para cuidar a familiares de hasta segundo grado de consanguinidad, discapacitados o dependientes, o haber pedido una reducción de jornada para tal fin. Será necesario que las personas beneficiarias se encontrasen trabajando a fecha de 14 de marzo de este año.

Las ayudas se aplicarán a las personas acogidas a estas reducciones desde esa fecha. También serán para los permisos que vinieran disfrutándose antes de esa fecha y que a partir de la misma hayan sido adaptadas por la persona trabajadora para asumir, de forma personal y directa, los deberes de asistencia, atención y cuidado. En cualquier caso, sólo se tendrá en cuenta a efectos de la concesión de la ayuda aquellas modificaciones o ampliaciones que se hayan producido a partir del 14 de marzo de 2020.

Estas ayudas están pensadas para ayudar a quienes se han visto afectadas por las medidas restrictivas como consecuencia del Covid-19, especialmente la suspensión de la actividad lectiva o el cierre de guarderías infantiles, centros para personas mayores en situación de dependencia, centros de día de servicios sociales o centros destinados a personas en situación de discapacidad o dependencia.

Las personas solicitantes deberán estar empadronadas en el mismo domicilio de las que estén a su cuidado, al menos desde el 14 de marzo. En el caso de los dependientes no será necesario.

Otro de los requisitos para acceder a estas ayudas será que la excedencia, reducción de jornada o permiso haya sido de al menos 10 días naturales o 15 días discontinuos, que haya visto reducida su remuneración salarial como consecuencia de los cuidados, y no superar los siguiente niveles de renta:

a. Para unidades de convivencia formadas por una persona, 2 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (en adelante IPREM) mensual vigente.
b. Para unidades de convivencia formadas por dos personas, 3 veces el IPREM mensual vigente.
c. Para unidades de convivencia formadas por tres personas, 4 veces el IPREM mensual vigente.
d. Para unidades de convivencia formadas por cuatro o más personas, 5 veces el IPREM mensual vigente.

Si quien recibe los cuidados son hijo o hija de la persona trabajadora, deben tener la guarda y custodia. En esos casos, los niños menores de tres años han de estar matriculados en una guardería a fecha 14 de marzo de 2020, y en un centro educativo para los menores de 16 años con discapacidad o dependencia reconocida. En el caso de familiares o personas de hasta segundo grado de consanguinidad, deben estar afectados por el cierre de centros a los que acudan.

La cuantía de cada una de las ayudas concedidas consistirá en una aportación de carácter proporcional que puede alcanzar hasta el 100% de la remuneración bruta de la persona trabajadora o del importe de la reducción de las retribuciones, con un límite máximo global de 600 €/mes o 20 €/día por unidad familiar beneficiaria.

Escribe un comentario

Debes haber iniciado la sesión para publicar un comentario.